Desde un científico árabe a un monje: así se dio la creación de los anteojos

Desde un científico árabe a un monje: así se dio la creación
de los anteojos

creación-de-los-anteojos-0

Desde un científico árabe a un monje: así se dio la creación de los anteojos

creación-de-los-anteojos-0

La historia se respira y observa en básicamente todo lo que nos rodea, sin embargo, muchas veces desconocemos su procedencia, es decir dónde y cuándo se dio la invención de algún artefacto que con los años nos facilitaría la vida e incluso ayudaría a subsanar algún problema de salud. En esta oportunidad hablaremos de los anteojos.

¡Sí!, hoy haremos una regresión para relatar el nacimiento de este pequeño instrumento indispensable en la salud visual del ser humano, o bien, que se ha posicionado en los mercados de la moda y en las últimas tendencias que acompañan los mejores outfits de las personas.

Acá te compartimos algunos datos reveladores; por ejemplo, que antes del siglo XIV no existía un remedio para los defectos de visión congénitos como la miopía o ligados a la edad. Esta situación suponía un problema para quienes se dedicaban a trabajos de precisión o actividades intelectuales basadas en la lectura y la escritura, tal era el caso de los monjes.

Y es que fue precisamente en un convento, allá por el año 1300, cuando se da la invención de los anteojos, un artículo que cambiaría la vida de una parte considerable de la humanidad.

Una mirada hacia la ciencia

creación-de-los-anteojos-1

Según los expertos, los anteojos son el quinto invento más importante desde que los humanos descubrieron el fuego y fabricaron la rueda; un hecho que no pasa desapercibido, ya que sobrevinieron varios intentos fallidos para hallar una solución a las dificultades visuales de aquellas épocas.

Este es el caso del emperador Nerón (37-68 d.C.), quien creó un dispositivo visual que consistía en una piedra verde transparente para observar las batallas entre gladiadores. Según él, la luz le ayudaría a refrescar sus ojos.

Llegado el siglo XI, un científico árabe, Ibn al-Haytham, conocido en Europa como Alhacén, ideó las bases teóricas para la invención de los anteojos, apoyándose en sus estudios sobre la córnea humana y de los efectos de los rayos de luz en espejos y lentes.

Estos escritos se tradujeron al latín en el siglo XIII y generaron interés por la óptica y sus aplicaciones prácticas. Es así como aparecieron las “piedras de lectura”, lentes planoconvexas (semiesféricas) que eran utilizadas como lupas y que representan el precedente de los anteojos.

En 1306, un dominico brindó un sermón en Florencia e indicó que: “No hace aún veinte años que se encontró el arte de hacer gafas, que hacen ver bien, que es una de las mejores artes y de las más necesarias que el mundo tenga, y hace tan poco que se encontró […] Yo vi a aquel que primero la encontró e hizo, y hablé con él”.  Basándose en ese discurso, el invento de los anteojos se sitúa hacia 1286.

Versiones de ese entonces citan a un monje de Pisa llamado Alessandro della Spina, a quien se le atribuye la capacidad de rehacer todo lo que veía y de fabricar los anteojos que otro había creado antes, pero con la diferencia de que el beato enseñaba a todos la manera de hacerlo.

Los primeros anteojos

Las primeras gafas consistían en dos lentes montados en círculos de madera o de asta y unidos mediante un remache. Además, se colocaban sobre la nariz.

Había lentes de estilo biconvexo que solucionaban los defectos en la visión cercana, como la presbicia. Asimismo, se empleaba material cuarzo transparente o cristal de otra piedra preciosa, el berilo.

Sin embargo, la historia señala que los primeros anteojos se vinculaban con la técnica de fabricación de cristal a base de arena, potasio y carbonato de sodio; una práctica desarrollada en Bizancio y adoptada por los venecianos.

Es así como las gafas se generalizaron entre las personas mayores, tal es el caso del poeta Petrarca, quien cumplidos los 60 años perdió su plena capacidad visual, por lo que tuvo que recurrir con renuencia al uso de lentes.

creación-de-los-anteojos-2

Pasemos al siglo XV, momento en que aparecen unos lentes cóncavos para corregir la miopía. A partir de acá brota la necesidad de encontrarle un remedio al problema de mantener las gafas sobre la nariz, sin tener que aguantarlas con la mano. Y es que las patillas llegaron hasta el siglo XVIII.

Así damos por finalizado este repaso histórico sobre la invención de los anteojos y cómo fue el proceso para que actualmente millones de personas circulen por el mundo con una mejor visión.

Te recordamos visitar nuestra tienda ubicada en Multiplaza Escazú y nuestra tienda en línea euroopticas.net, donde encontrarás las mejores marcas en anteojos de sol y oftálmicos. Y recuerda que estás… ¡En la Mira!

creación-de-los-anteojos-2

Las primeras gafas consistían en dos lentes montados en círculos de madera o de asta y unidos mediante un remache. Además, se colocaban sobre la nariz.

Había lentes de estilo biconvexo que solucionaban los defectos en la visión cercana, como la presbicia. Asimismo, se empleaba material cuarzo transparente o cristal de otra piedra preciosa, el berilo.

Sin embargo, la historia señala que los primeros anteojos se vinculaban con la técnica de fabricación de cristal a base de arena, potasio y carbonato de sodio; una práctica desarrollada en Bizancio y adoptada por los venecianos.

Es así como las gafas se generalizaron entre las personas mayores, tal es el caso del poeta Petrarca, quien cumplidos los 60 años perdió su plena capacidad visual, por lo que tuvo que recurrir con renuencia al uso de lentes.

Pasemos al siglo XV, momento en que aparecen unos lentes cóncavos para corregir la miopía. A partir de acá brota la necesidad de encontrarle un remedio al problema de mantener las gafas sobre la nariz, sin tener que aguantarlas con la mano. Y es que las patillas llegaron hasta el siglo XVIII.

Así damos por finalizado este repaso histórico sobre la invención de los anteojos y cómo fue el proceso para que actualmente millones de personas circulen por el mundo con una mejor visión.

Te recordamos visitar nuestra tienda ubicada en Multiplaza Escazú y nuestra tienda en línea euroopticas.net, donde encontrarás las mejores marcas en anteojos de sol y oftálmicos. Y recuerda que estás… ¡En la Mira!

Deja un comentario

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda
    ×

    Conversá con nuestra optometrista en línea.

    × Envío gratis por tu compra en línea.